VENTO, ventiladores de color para tu hogar

14/05/2021

Cocina recetas rápidas en tu microondas

18/05/2021
Mostrar todos

Tipos de radiadores para calefacción

Tener un buen sistema de calefacción en casa es muy  importante. Y hay que tener en claro qué tipo elegir, ya que en el mercado podemos encontrar varios. Puede que a primera vista te parezca que la única diferencia que puede haber entre uno y otro sea los diseños, pero la verdad es que hay mucho más que esto. Existen muchos tipos de radiadores que se diferencian en específico de los materiales con los que son fabricados. Sigue leyendo y entérate de más.

¿Qué es un radiador?

Antes de conocer los diferentes tipos de radiadores que hay en el  mercado de la calefacción, veamos que es un radiador. Este es un aparato que tiene como tarea y objetivo principal: trasferir calor que recibe por parte de un fluido caloportador. Estos radiadores los podemos ver divididos en dos grandes grupos: los que generan calor por ellos mismos y los que lo hacen por intercambiadores.

Radiadores de agua

El primer tipo de radiador es de agua. Reciben agua caliente que proviene de una caldera y que luego se encarga de esparcir el calor por la habitación en la que se encuentra. Estos radiadores en el interior llevan agua. Se utilizan junto a instalaciones con caldera que funcionan congas. También se puede ver que hay radiadores que funcionan junto a calderas de aerotermia o biomasa. En el caso de usar aerotermia utiliza una bomba de calor que calienta el agua que luego pasa por los radiadores.

Tipos de radiadores de agua

Están los radiadores de agua que se clasifican según su material y destacan los siguientes:

  • De panel de acero

Estos también son conocidos como radiadores de chapa. Están formados por paneles de chapa. Y tiene una ventaja sobre el resto de los radiadores que hay en el mercado y esto se debe a que son mucho más baratos. Pueden ser formados por elementos verticales o un conjunto liso, entre otro estilo.

  • De aluminio

Otra de las opciones más utilizados, y que comparte este puesto con los anteriormente mencionados, son los paneles de acero. Estos en cuanto a su peso son mucho más ligeros. Tienen una alta resistencia a la corrosión y pueden ser de panel frontal cerrado o abierto.

  • De hierro fundido

Este tipo de radiadores se encuentran cada vez menos en el mercado y muchos afirman que están al borde desaparecer. Esto es debido al alto precio que tiene. Este tipo de radiadores está formado por hierro fundido. Por lo general, son usados en lugares que ofrecen un estilo retro o vintage. Una de las ventajas de estos es la resistencia que tienen.

Radiadores según su temperatura

Antes cuando se hablaba de calefacción, solo nos podíamos referir a temperaturas muy altas. Teniendo los radiadores una temperatura promedio de 70 °C, lo que daba un salto térmico de 50°C, teniendo como temperatura ambiente unos 20°C.

Ahora con la llegada de la era moderna la calefacción también se ha visto cambiando; llegando a usarse un tipo de calefacción mucho más bajo que se conoce como EI RITE. Esto ya ha bajado la temperatura de los radiadores a los 60°C, lo que por consecuencia nos da un salto térmico de 40 °C (de nuevo tomando como referencia 20°C de temperatura ambiente). Este tipo de calefacción ha sido aprobado por muchos, ya que representan un consumo energético mucho más bajo.

Tipos de radiadores según su temperatura

  • Ata temperatura

En este tipo de calefacciones podemos usar cualquiera de los radiadores que describimos anteriormente, de preferencia el de chapas, ya que la velocidad y eficiencia es mucho más alta en comparación de los otros que podemos encontrar en el mercado. Estos se encargan de emitir el calor mediante radicación o bien por convección; llegando a soportar con completa facilidad las temperaturas bastante bajas.

  • Baja temperatura

Para este tipo de calefacción podemos usar los mismos radiadores que ya han sido diseñados para funcionar a alta temperatura. Para que podamos alcanzar una buena temperatura en la habitación, va a ser necesario que usemos radiadores de mayor superficie o muchos más grandes. Aunque lo mejor es que usemos los radiadores que son diseñados para funcionar especialmente a bajas temperaturas.

Al tratarse de sistemas de calefacción que nos van a dar una potencia mucho menor, se les suele adaptar unos ventiladores, para que en lugar de dar calor por radiación lo den por convección, estos ventiladores se activan en los momentos en el que la temperatura está más baja. A estos tipos de radiadores se les conoce como: radiadores de baja temperatura dinámicos.

Esto es todo sobre los radiadores de agua y los distintos tipos que hay; el cómo funcionan y cómo se dividen según sus materiales. Espero esto te sirva de guía para cuando vayas a instalar la calefacción de tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *