Consigue armonía en tu cocina

08/12/2020

Saca el máximo partido a tu microondas

15/12/2020
Mostrar todos

Qué es mejor, ¿un convector, un radiador o una estufa?

Muchas veces no sabemos bien que calefactor elegir para nuestro hogar y en nuestra cabeza se repite la misma pregunta, ¿cuál será mejor? Pues bien, sentimos decirte que no existe la certeza absoluta y que estos aparatos son buenos instrumentos calefactores en general, pero claro, sus características, aunque similares, son desiguales, y, por tanto, dependerá de las peculiaridades de nuestro hogar y de las necesidades que queramos cubrir para comprar uno u otro.

Como hemos comentado, todos ellos son aptos para equipar nuestra casa en invierno y conseguir calor en nuestras estancias, pero bien es cierto que, algunos están pensados para caldear habitaciones de mayor o menor tamaño o incluso, pensados mayoritariamente para nuestro cuarto de baño.

Sabemos que los conceptos de convector, radiador y estufa son conocidos por todos, y los diferenciamos y distinguimos, pero, solemos no conocer las principales características de cada uno, así como sus particularidades y principales ventajas e inconvenientes.

Esto es importante si queremos adquirir un aparato de calefacción óptimo para nuestro hogar, por lo que te contamos las principales diferencias de cada uno a continuación.

 

Principales diferencias entre convector, radiador y estufa

Para comenzar, queremos presentarte las principales diferencias entre estos tres aparatos. Para ello, es indispensable que conozcas sus descripciones, así como su modo de funcionamiento, así que, ¡empezamos!

  • Los convectores son perfectos para calentar nuestro cuarto de baño, siendo también apropiados para pequeñas estancias como despachos o dormitorios. Además, son también muy útiles para complementar otro sistema de calefacción como, por ejemplo, una calefacción centralizada.
  • Los radiadores, tanto de aceite como de mica, son los más comunes, ya que se trata de un sistema de calefacción muy eficaz para calentar pequeñas y medianas estancias, como salones o dormitorios, siendo los radiadores de aceite los más vendidos.
  • Las estufas eléctricas resultan también perfectas para espacios pequeños y cerrados, como pequeños dormitorios. Al contrario de las estufas de gas, no emiten gas ni humos y son fáciles de mantener.

 

¿Por qué elegir un convector?

 

Los factores que nos pueden llevar a elegir un convector son múltiples, desde su precio hasta su pequeño tamaño son motivos que nos suelen cautivar y con la suficiente fuerza para querer adquirir uno.

A continuación, te detallamos las ventajas de los convectores, así como aquellos inconvenientes que pueden hacer que lo descartes porque non cumpla tus expectativas y para que puedas así escoger y optar por otro sistema que se asemeje más a ti.

 

 

  • Positivo de un convector:

-Su precio. Pues se trata de aparatos de calefacción por lo general, baratos y asequibles.

-Tamaño. Sus pequeñas medidas pueden suponer una gran ventaja a la hora de insertarlo en nuestro cuarto de baño o estancias con poco espacio disponible.

-Instalación y mantenimiento. Los convectores resultan muy cómodos, pues son fáciles de usar y no precisan de instalación ni apenas mantenimiento.

-Calor limpio y al instante. No produce combustiones y se calienta rápido.

  • Negativo de un convector:

-Apto para pequeños espacios.

Pensado para estancias de pequeño tamaño como cuartos de baño.

-Perfecto como complemento. Para estancias más grandes, es ideal para complementar a un sistema de calefacción mayor pero no como único calefactor.

 

¿Por qué elegir un radiador?

Los radiadores son uno de los sistemas de calefacción eléctrica más comunes. Si decidimos comprar un radiador, la siguiente pregunta que deberemos hacernos será: ¿de aceite o de mica?, pues las características y el diseño difieren.

  • Positivo de un radiador:

-Mantiene el calor. Incluso una vez apagado durante un tiempo.

-Temperatura y potencias regulables.

-Instalación y mantenimiento. Los convectores resultan muy cómodos, pues son fáciles de usar y no precisan de instalación ni apenas mantenimiento.

-Calor limpio.

  • Desventajas de un radiador:

-Tarda en calentarse. El calor non es inmediato, puede tardar algo más que un convector pero una vez caliente, lo reparte uniformemente por toda la estancia, siendo ideal para caldear estancias como nuestro dormitorio o salón.

-Alto consumo. Como cualquier sistema de calefacción eléctrico, se conecta a la corriente y esto hará que se incremente la factura de la luz frente a otros sistemas de gas.

 

Estufa, ¿por qué elegirla?

 

Las estufas son el instrumento más tradicional que emite el calor de siempre a través de sus elementos calefactores, pues todos hemos sentido el maravilloso calor de estas estufas en algún momento.

Podemos distinguir entre estufas halógenas y de cuarzo, ambas eléctricas.

Su única diferencia es la forma en que emiten el calor, consiguiendo caldear igualitariamente las estancias de nuestro hogar, pero podemos destacar a grandes rasgos las siguientes ventajas e inconvenientes.

 

 

  • Positivo de una estufa:

-Calor al instante. Proporcionan calor casi al momento de estar encendidas.

-Ideal para alérgicos. Pues al no estar equipadas con ventilador, no mueven partículas por toda la estancia.

-Precio. Suele ser bastante económico.

-Limpieza y mantenimiento. Esta es la principal ventaja de los calefactores eléctricos por lo general, así como su fácil instalación.

  • Inconvenientes de una estufa:

-Perfectas para estancias pequeñas. Calientan

si estás encima, pero si estás alejado, es posible que no notes el calor.

-Cable. En consecuencia a lo anterior, será importante la medida y distancia del cable, para poderlo conectar y sentir el calor donde lo necesitemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *