Día Internacional del Croissant | Receta de mini croissants caseros

25/01/2022

5 Desayunos saludables y deliciosos

01/02/2022
Mostrar todos

Calefacción por suelo radiante

Este sistema de calefacción se ha convertido en uno de los más eficientes, llegando a proporcionar el máximo confort y con una serie de características que consiguen que sea realmente interesante.

Esta alternativa cada vez es más demandada por los usuarios, pues permite climatizar nuestras estancias durante todo el año.

Si estás pensando en incluir este sistema en tu hogar, conoce su funcionamiento, así como todas las ventajas e inconvenientes con los que te encontrarás.

 

Funcionamiento de la losa radiante

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un tipo de calefacción que se encuentra habitualmente oculto bajo el suelo de la vivienda. Este mismo sistema puede ser utilizado en paredes y techos para mantener la temperatura del hogar con distintas fuentes de calor.

Se trata de un sistema óptimo porque distribuye el calor de forma homogénea. Además, dado que el calor procede del suelo, este no se pierde en la parte alta de la habitación, como ocurre con otros sistemas de calefacción.

Podemos diferenciar 2 tipos de suelo radiante:

  1. Suelo radiante por agua

Sistema compuesto por tuberías de polietileno situadas bajo el suelo y por las que circula el agua (caliente o fría).

  1. Suelo radiante eléctrico

Se centra en un circuito eléctrico que transforma la energía en calor mediante el uso de resistencias calefactoras.

 

¿Suelo radiante por agua o eléctrico?

Como en cualquier otro sistema de calefacción, podemos encontrar múltiples ventajas e inconvenientes de cada uno. No obstante, y aunque el funcionamiento de ambos es similar, el suelo radiante por agua supone una mayor eficiencia.

A continuación, puedes ver los detalles de cada sistema:


SUELO RADIANTE POR AGUA


SUELO RADIANTE ELÉCTRICO
Más eficiente

Precio gas natural

Puede generar calor y frío

Se puede combinar con geotermia y aerotermia

Inversión inicial alta

Temperatura 35-40ºC

Tarda un poco en calentar

Menor control

Mantenimiento de la caldera

Inversión inicial reducida

Temperatura 25-30ºC

Inmediatez

Control independiente en cada estancia

No necesita mantenimiento

Menos eficiente

Precio electricidad

Solo genera calor

Solo uso eléctrico

 

¿Dónde es recomendable instalar un sistema de suelo radiante?

  • Viviendas con uso continuado de calefacción
  • Centros de enseñanza, guarderías, …
  • Centros de trabajo y oficinas en general
  • Locales de altura elevada: naves, industrias, …
  • Residencias, salas y pasillos de hospitales
  • Piscinas cubiertas

 

Ventajas e inconvenientes del suelo radiante

Ventajas de la losa radiante

  • Eficiente
  • Bajo consumo
  • Respetuoso con el medio ambiente
  • Sistema oculto
  • Opción de enfriamiento
  • Sensación de confort

Inconvenientes de este sistema

  • Inversión elevada
  • Condensación
  • Instalación compleja

 

Confort y ahorro energético

El suelo radiante trabaja a temperaturas de impulsión muy bajas, rondando los 30-45ºC, frente a los 75ºC a los que trabajan el resto de aparatos de calefacción.

Esto, por tanto, permite un ahorro y confort que otros sistemas no nos podrán ofrecer, pues al mantener la temperatura de forma estable en la vivienda, esta no llega a enfriarse, evitando el esfuerzo que supone tener que volver a calentarla. Además, el confort dura más tiempo.

Por otro lado, la instalación de suelo radiante es respetuosa con el medio ambiente, pues no reseca el ambiente y su consumo es bastante reducido, lo que nos permite recuperar la inversión realizada de la instalación en el corto plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *