Ventilador de techo para exteriores y terrazas

10/06/2022

Ventilador de torre: características y ventajas | UniversalBlue

17/06/2022
Mostrar todos

Blanquear la ropa con lejía

La lejía es un potente blanqueador y aclara telas lavables, además ayuda a los detergentes a eliminar suciedad y manchas. Por ello constituye un poderoso aliado al momento de devolver su estado original a nuestras prendas blancas. Es necesario que aprendas a cómo usar este producto, ya que puede afectar a tu salud y a la condición de la prenda de vestir, por ello a continuación te diremos como usar la lejía para blanquear la ropa.

Etiquetas de lavado

  • Triángulo blanco: indica que se puede usar lejía en la prenda.
  • Triángulo blanco con una X encima: nos indica que no debemos usar la lejía.
  • Triángulo con las letras CL dentro: nos señalan que se puede usar lejía o productos con lejía diluida como blanqueadores.
  • Triángulo con rayas diagonales: nos dicen que podemos usar otra clase de blanqueadores, pero no usar lejía, o que estos la contengan en su composición.
  • Nunca uses la lejía en textiles cuya composición sea: seda, acetato, lana, licra, polipropileno, telas resistentes al fuego o caucho, al usar lejía en estas prendas deshaces las fibras, provocando que se rompan.

Cuidados al utilizar lejía con tus prendas de vestir

Aunque este producto bien usado produce efectos blanqueadores en tu ropa, debes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Lee cuidadosamente las instrucciones y advertencias de tus prendas de vestir, antes de usar lejía.
  2. En las etiquetas e instrucciones de lavado, el triángulo se usa como símbolo (universal) de lejía, esta figura nos dice si podemos usarla o no.
  3. No se aconseja el uso frecuente de lejía en tus prendas de vestir ya que debilita las fibras.
  4. No coloques demasiada cantidad de lejía en la lavadora llena de ropa, aunque en toda sea blanca.
  5. No mezcles ningún tipo de lejía con amoniaco. Hacerlo produce humos peligrosos.
  6. La lejía debe usarse, siempre diluida en agua. Se recomienda que efectúes primero el lavado de tu prenda de vestir en la forma habitual que acostumbras y luego colocar en remojo la prenda en una solución de agua con lejía.
  7. Elimina la mayor parte de suciedad de tu prenda de vestir antes de aplicarle lejía. Quita primero todo el rastro sucio que tenga la prenda y luego cuando esté limpia puedes aplicar la lejía diluida.
  8. La lejía como producto de limpieza funciona a una temperatura máxima de 30 ºC, si se excede esta temperatura, la lejía termina atacando los tejidos.
  9. Ten en cuenta la concentración de lejía por cantidad de agua, si la usas diluida adecuadamente obtendrás su poder blanqueador. Si su concentración es excesiva acabará dando un aspecto amarillento a tus prendas de vestir.

Instrucciones para blanquear la ropa con lejía

Selecciona tus prendas de vestir. Recuerda que todos los tejidos no admiten el uso de lejía. Si tu prenda incluye algún color, verifica la resistencia de estos al blanqueador. Haz una prueba en una zona pequeña y oculta.

  1. Colócate guantes muy resistentes (goma) para proteger tus manos, ya que la lejía es un producto altamente abrasivo.
  2. Si vas a usar lejía mediante lavado a mano, busca una cubeta, cubo o palangana grande.
  3. Llena el recipiente con agua fría y diluye la lejía. La proporción es de 1 vaso de lejía por cada 10 litros de agua.
  4. Puedes añadir otros productos a tu concentración de agua y lejía, para reforzar la limpieza adicional, tales como: detergente, bórax, bicarbonato de sodio. Nunca agregues amoniaco, su combinación con la lejía es altamente tóxica.
  5. Introduce la prenda de vestir en la solución. Deja en reposo entre 5 min a 10 min. No se aconseja que dejes demasiado tiempo tus prendas de vestir en remojo con lejía. Aunque sus fibras pueden blanquearse con seguridad, estas pueden dañarse por el efecto abrasivo de la lejía.
  6. Enjuaga con abundante agua tu prenda de vestir. Este paso es muy importante ya que eliminas cualquier residuo de lejía, que posteriormente pueda causar irritación en la piel.
  7. Luego haz el lavado de la forma habitual. Como hemos dicho anteriormente lo recomendable es lavar la prenda de vestir antes para eliminar grasa o suciedad, después hacemos el proceso de blanqueamiento con lejía.
  8. Seca tu prenda de vestir, preferiblemente al sol, para reforzar el efecto blanqueador.
  9. Retira los guantes de tus manos y lávalos con abundante agua, de lo contrario podrías encontrarte con una sorpresa nada agradable, huecos en los guantes.

Para uso de lejía en máquina o lavadora

Se recomienda esta modalidad si es muy alto el volumen de piezas, como sabanas y toallas, usando tu lavadora.

  1. La dosis sugerida para lavadoras, es de 1 vaso de lejía de 150 ml por ciclo de lavado.
  2. Retira de tu prenda de vestir toda sustancia que genera manchas, usando toallas absorbentes u otro material para quitar el exceso de manchas. Puedes aplicar adicionalmente una mezcla de limón con bicarbonato de sodio directamente sobre la mancha. Luego agrega detergente, restregando suavemente con un cepillo. Deja el detergente y la mezcla para que actúen en el proceso de lavado.

Coloca el detergente como siempre.

  1. Agrega la lejía en el depósito para lejía (en algunos casos lo tiene) sino del cloro, teniendo cuidado de no agregarlo en el compartimiento del enjuague junto a este.
  2. Si piensas usar aditivos como enjuague, es recomendable realizar un prelavado y agregar la lejía.

Para tratar manchas difíciles

  1. Aplica una pequeña cantidad de lejía sobre la mancha.
  2. Déjala actuar durante 3 minutos.
  3. Enjuaga con abundante agua.

Como habrás visto el uso de la lejía para blanquear tus prendas de vestir, ameritan de seguir con cuidado algunas instrucciones. Ello garantizará la condición de tu prenda, el cuidado de las fibras y su uso por más tiempo. En nuestros días hay productos que ofrecen 2 tipos de lejía:

  1. Lejía con cloro que se recomienda solo para prendas de vestir blancas.
  2. Lejía con oxígeno, que se expende como producto de limpieza y puede usarse incluso sobre prendas de vestir de color.

Escoge la que más se adapte a tus necesidades, sigue las instrucciones y devuélvele la vida a tus prendas de vestir blancas. Gracias por leer nuestro artículo de como blanquear la ropa con lejía. Si estás pensando en comprar una lavadora nueva no dudes en visitar nuestra tienda online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *