Batidora Savage, el regalo perfecto para los deportistas
15/01/2021
Qué es una placa de inducción flexible
22/01/2021
Mostrar todos

Batch Cooking, qué es y cómo sacarle el máximo provecho

Es una realidad que, cada vez, tenemos menos tiempo para todo. Desde que nos despertamos, vamos corriendo de un lado a otro y al llegar a casa, siempre hay cosas que hacer o en las que ocupar nuestro tiempo, ya sea por ocio o por descanso.

Tanto si comes fuera de casa cada día de la semana o, como si llegas a la hora de comer con prisas, sin duda la mejor opción es preparar un buen lote de comida, para ir administrándolo durante toda la semana. De esta forma, únicamente cocinaremos un día, generalmente el domingo, e iremos repartiendo estos platos durante el resto de la semana: fácil, cómodo y eficaz.

Es común que, a veces, nos cuesta organizarnos, y para solventar esto, deberemos sacar unos minutos, parar y organizar lo que queremos mejorar, cómo lo vamos a hacer, por qué, … Pues es importante saber que, una vez nos hayamos organizado, planificado y cogido el hábito, saldrá casi instantáneo y nos facilitará mucho la tarea del día a día.

¡Empezamos!

 

¿Qué es el batch cooking?

Batch cooking es traducido literalmente por cocinar por lotes, y es el método que nos permitirá disfrutar de una dieta equilibrada a la vez que disfrutamos al máximo de nuestro tiempo.

Es importante saber que, no consiste únicamente en cocinar todos los alimentos sino también en dejarlos listos para comer, es decir, podemos trocear fruta, cocer huevos, rallar zanahoria, … de esta forma, podremos añadir alimentos a nuestras ensaladas rápidamente o disfrutar de nuestros almuerzos y meriendas sin grandes esfuerzos.

También así, es más probable que consumamos mayor cantidad de fruta, o dipeemos en hummus o guacamole con vegetales crudos en lugar de con nachos.

En definitiva, optimiza al máximo los recursos y las cocciones de los alimentos dedicando unas pocas horas a la semana y aléjate de los precocinados y de la comida rápida.

 


¿Cuáles son los alimentos más utilizados?

Prácticamente, con este método, todos los alimentos son bienvenidos, pero es cierto que, hay que tener en cuenta algunas cuestiones de mantenimiento. A continuación, te damos algunas ideas así como, preparaciones que no pueden faltar en tu nevera y que, te ayudarán a consumirlas con facilidad durante toda la semana.

En primer lugar, llenar tu carro de verduras variadas, será la primera buena decisión, pues de esta forma, obligaremos hasta a los más peques a consumirlas, asadas, en cremas, purés, sopas, … todas estas opciones son primeros platos ideales para vuestras comidas y cenas.

En nuestra lista de la compra, tampoco puede faltar y es importante comprar y tener fruta para toda la semana, pues nos permite distribuirla durante todos los días, resultando fácil y sencillo llevar una pieza al trabajo. Ideal si te cuesta encontrar el momento de consumirla, pues resulta perfecta para llevar y comer fuera de casa, bien en el almuerzo, antes o después de comer o incluso, al salir de trabajar, ¡tú decides! Déjala pelada y cortada y lleva tu porción diaria contigo.

Por otro lado, tener legumbres en conserva es siempre una buena opción, pues son muy recurrentes, pueden prepararse de múltiples formas y además, podremos conservarlas durante bastante tiempo en nuestra despensa en caso de no consumirlas tan pronto como esperábamos.

Lasaña, canelones, berenjenas rellenas, … gratina tus platos favoritos y guárdalos en tu nevera para consumirlos más tarde, con un golpe de calor en el microondas quedarán perfectos para comerlos, por lo que se convertirán en una buena opción y muy recurrente también.

En cuanto a las ensaladas, puedes elegir dejar todos los alimentos cortados en trocitos para más tarde formar el plato según te apetezca o por el contrario, crear ensaladas de arroz, cous cous, quinoa o pasta con todos los ingredientes que desees y listas para consumir, a falta de añadir tu lechuga favorita en caso de que lo desees. Esta opción será mucho más saludable que una ensalada precocinada de cualquier supermercado y el efecto será el mismo e incluso mejor (pues tú mismo habrás elegido todo aquello que te gusta y apetece en el momento).

Por último, será fundamental y crucial no olvidarnos de los snacks, siendo todos esos alimentos que solemos consumir entre horas. Disponer de snacks caseros, nos permitirá cuidarnos y disfrutar de comida real. Los más comunes y fáciles de tener a mano son: galletas caseras, fruta cortada, hummus, guacamole, yogures, frutos secos tostados, … Además, si eres de los que no puede vivir sin pan, puedes cortarlo en rebanadas y congelarlo para sacarlo cada mañana para tus desayunos o meriendas (así, eliminarás el pan de molde de tu dieta, pues resulta bastante calórico).


Ventajas de cocinar un día para toda la semana

Como podrás intuir, este método aporta múltiples y variadas ventajas, pues nos permite no solo ahorrar tiempo en la cocina y dedicar más tiempo a nosotros mismos y otras actividades entre semana, sino que, es genial para cuidar más nuestra alimentación, pues cuando vamos con prisas e improvisamos, es fácil caer en considerables tentaciones o incluso, numerosos ultraprocesados que ni siquiera nos aportan el sabor que nos gustaría, por ello, es sencillo comer mal incluso sin quererlo.

Además, nos permite comer más equilibrado, pudiendo pensar bien con antelación lo que queremos combinar en nuestros platos: carne, pescado, pasta, legumbres, verduras, …

Otra ventaja de este método es que, si eres de los que llenan los tuppers cada día porque cocinan de más, las raciones que repartiremos en nuestros tuppers no serán excesivas y, por tanto, comeremos la cantidad necesaria sin exagerar e inflar nuestros platos.

Algunas de ellas ya han sido mencionadas durante el post, pero te las recopilamos todas a continuación para que puedas visualizar y recordar a golpe de vista todas las ventajas que ofrece este procedimiento:

  • Ahorro de tiempo, tanto en la cocina como en el supermercado, ¡disfruta de tu tiempo para ti y tu ocio o descanso!
  • Adiós precocinados, comerás mucho mejor y más saludable al organizar toda tu semana antes de que empiece.
  • Ahorro en tu cesta de la compra. Saber de antemano lo que necesitas, te permitirá comprar solo aquello que vas a gastar en una semana.
  • Variedad en las comidas, pues al planificar con tiempo, podrás equilibrar tus recetas y menús con todo tipo de alimentos.
  • Reduce el estrés, ya que será una cosa menos en la que pensar durante toda la semana y no tendrás que “correr” para hacer la comida del día siguiente.
  • Come lo justo y necesario, pues podremos dividir y distribuir las cantidades cocinadas durante las próximas semanas sin inflarnos cada día por haber cocinado grandes porciones.

 


Opciones de preparar nuestros menús

Nunca hay una única manera de hacer algo, sino que siempre podemos modificar lo establecido según nuestras necesidades y a través de la conocida técnica de ensayo y error. Consigue y logra encontrar la forma más óptima para ti y los tuyos.

Por lo general, son dos las formas más eficientes para alcanzar y obtener un buen resultado, pero puedes compaginarlas para las comidas y cenas según lo precises o elegir la que más se adapte a ti, ¡conseguirás hacerte con esta habilidad!

  1. Cocinar menús completos. Esta opción es la más hermética, pues trata de dejar preparados los menús de cada día.

Desde nuestro punto de vista, es la elección ideal si tienes que comer fuera de casa cada día, pues te permite sacar de la nevera el tupper que directamente vayas a consumir. Se trata de dejar elaborados platos completos, como carne o pescado con su guarnición, guisos completos, cremas y sopas,… De esta forma, ahorramos gran cantidad de tiempo sin tener que pensar siquiera lo que nos apetece comer o cenar, si no que ya lo dejaremos razonado el domingo.

  1. Preparar múltiples y diversos alimentos e ingredientes. Esta opción nos permite ganar tiempo e ir consumiendo aquello que más nos apetece en cada momento o situación, así como gastar las cantidades que expresamente queremos o necesitamos.

Es una elección más flexible, que nos permitirá ahorrar el tiempo suficiente como para notar el cambio, pues, por ejemplo, dejaremos la pasta y el arroz cocido, los huevos y las patatas también cocidas, la fruta pelada y troceada, el queso cortado, las verduras hervidas, zanahoria rallada, cremas y caldos, y un largo etcétera que nos solucionarán las comidas y cenas de nuestra semana en un santiamén.

 

Blue tricks para tu batch cooking

A continuación, te dejamos algunas sencillas ideas y consejos para los más principiantes en este mundo, pues te permitirán planificarte mejor, así como, ahorrar.

  • Utiliza productos de temporada, pues son los más económicos y te permitirán comer variado según la época del año, así como, más saludable.
  • Planifica los menús. Será suficiente con que programes 2-4 semanas con diferentes menús, de esta forma, no repetiremos recetas y comeremos tan variado como queramos.
  • Lista de la compra hermética, para comprar únicamente aquellos alimentos que necesitamos y que serán consumidos. Sin tener en la nevera, despensa y congelador alimentos que nunca se llegarán a consumir.
  • Cocina con sentido. Es muy importante la organización, aprovecha que enciendes un electrodoméstico como puede ser el horno y cocina todos los platos que necesites para tu semana a la vez.
  • Congela. Cocinar grandes cantidades, racionar y congelar aquellas que no vayamos a consumir en una semana, será una opción ideal para comer variado y ganar tiempo en las próximas semanas.

 

En Universal Blue, contamos con todos aquellos electrodomésticos que te ayudarán a organizarte y cocinar de manera rápida y eficaz. Utensilios como batidoras, grills, mini hornos, plancha de asar, healthy box, … Conoce todos los instrumentos y elige según tus necesidades.

Si practicas ya esta tendencia, ¿nos cuentas cuál es tu opción y tus recetas favoritas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *