Frigoríficos que están a la altura

02/09/2022

Cómo elegir la campana de techo para tu isla

08/09/2022
Mostrar todos

9 Tips para hacer fácil la vuelta a la rutina

Llega septiembre, se acaban las vacaciones y toca volver a la rutina. Sí, cuesta asimilarlo, pero no te preocupes porque te traemos los tips que te ayudarán a sobrellevarla mucho mejor.

Lo primero que debes saber es que no debes ser demasiado estricto con la vuelta, pues bastante nos supone ya como para marcarnos demasiados retos: tómatelo con calma y marca los tiempos que necesites, ser flexible con tu agenda te beneficiará más de lo que crees.

 

Consejos para que tu vuelta sea menos traumática

Los atascos, las prisas, madrugar, … el síndrome postvacacional no es para menos, pero no te preocupes, estos consejos harán que tu vuelta sea lo menos traumática posible, incluso nos atreveríamos a decir que, te apetecerá volver (sí, has leído bien).

Septiembre suele empezar con ganas para muchos, pues quien tiene un largo periodo de vacaciones, también se cansa, eso es así. Intentar verlo con actitud positiva para el comienzo de nuevos proyectos, vendrá bien siempre, a corto y largo plazo.

Comienza por las recomendaciones que te presentamos a continuación y permítete ir de menos a más, ¡sin presiones!

  1. Realiza un proceso de adaptación

Este primer consejo nos atreveríamos a decir que es casi en una obligación, pues volver a casa justo el día antes de comenzar a trabajar, suele ser casi siempre un gran error.

Exprimir al máximo las vacaciones está bien, pero regresar 2 o 3 días antes a casa te permitirá dejar todo a punto para comenzar la rutina tranquila y con calma: deshacer las maletas, organizar la ropa, hacer la compra, …

  1. Cuida tu alimentación

Después de los excesos del verano, es posible que necesites cuidar tu alimentación algo más de lo normal. Olvidar las cervecitas diarias y elegir alimentos que te aporten energía será una buena decisión: frutas, verduras, legumbres, …

No es necesario que seas demasiado estricto, no olvides que puedes darte los caprichos que necesites.

  1. Recupera el ritmo

Programa actividades que te resulten agradables: un paseo con esa amiga a la que tenías pendiente poner al día tras vuestras vacaciones, una ruta por la montaña, volver al gym o apuntarte incluso a esa actividad que tenías tantas ganas de probar, ¡es el momento!

  1. Organízate

Organizar nuestras semanas nos ayudará a sentirnos bien, así que coge ese calendario y organiza tus días: comidas, actividades, salidas con amigos, … organiza tu tiempo sin recargar demasiado los días, dejando siempre tiempo para ti.

  1. Descansa

Sí, has estado de vacaciones, lo sabemos, pero estas también cansan. No irte a la cama demasiado tarde y descansar las horas que necesitas te vendrá genial para despertarte con ánimo y fuerza.

Incluso dormir una pequeña siesta de 20 minutos, si te lo puedes permitir, te ayudará a continuar la tarde con todas esas tareas que te apetece realizar.

  1. No te alejes de la vida social

En verano nos apuntamos a todo, pero llega la vuelta y nuestras agendas están totalmente ocupadas, ¿os pasa?

Aprovecha las horas de sol y saca tiempo para esos planes que tanto te gustan: salir a cenar, ir al cine, un café con amigas, … Organizar planes con tus familiares y amigos te ayudará a seguir en un estado vacacional, aunque solo sea un poquito.

  1. Sé agradecido

Tienes donde volver. La vuelta a veces puede ser costosa, ¿a quién no le gustaría poder vivir siempre de vacaciones?

La realidad es que tienes todo aquello que necesitas para ser feliz. No es el momento de tomar decisiones en lo profesional, espera un tiempo y tómate la libertad para hacer los cambios que necesites.

  1. Sé flexible

No importa si no cumples todos los retos que te hayas impuesto, de hecho, está bien. Tómate la vuelta con calma y sé flexible contigo mismo: disfruta de la vuelta, de cambiar los planes si así te apetece y de los pequeños momentos con los tuyos y para ti.

  1. Mantén la actitud

El verano siempre nos llena de energía, nos dejamos llevar y dejamos de planear los días y, aunque volvamos a la realidad, mantener esta actitud no es imposible. No te presiones, no te agobies, evita el pensamiento negativo y mantén la actitud que tenías mientras no trabajabas.

Todo el año ocurren cosas maravillosas que nos permiten disfrutar de momentos geniales, no lo olvides.

 

Y por último… Ánimo, ¡ya queda menos para las próximas vacaciones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *