x
Suscríbete a nuestro boletín de noticias
Cómo limpiar correctamente la campana extractora

Cómo limpiar correctamente la campana extractora

¿Te acuerdas de cuando fue la última vez que te acordaste de limpiar la campana extractora? Con bastante frecuencia nos olvidamos de ella cuando limpiamos la cocina. Solemos limpiar muebles, cajones, incluso el resto de electrodomésticos… pero la campana suele pasar desapercibida y no le prestamos la atención que realmente necesita.

Si queremos que siga funcionando como el primer día debemos limpiarla con algo de frecuencia. No solo tenemos que limpiarla por cuestiones de higiene, tenemos que hacerlo también por seguridad ya que la grasa acumulada puede ser un factor de riesgo, sobre todo si la campana se sitúa justo encima de la vitrocerámica donde cocinamos. Así que si no quieres tener sustos, lo mejor es limpiarla con estos consejos que te vamos a dar a continuación.

MANTENIMIENTO IDEAL DE LA CAMPANA


LOS FILTROS

La parte más delicada e importante de la campana son los filtros, así que podemos empezar por ellos. Para ello deberemos retirarlos completamente, algo fácil ya que suelen estar puesto para poder retirarlos con facilidad. Lo más sencillo es meterlos en el lavavajillas pero antes hay que comprobar si son aptos para ello en tu manual de instrucciones o en la página web del producto.

Si prefieres lavarlos a mano, lo más recomendable es dejarlos a remojo en un recipiente con agua caliente y amoniaco. No solo se pueden limpiar con amoniaco, también podemos utilizar otros productos desengrasantes y específicos para esto. Transcurrido unos minutos, cuando veamos que la grasa comienza a estar blanda, la terminamos de despegar con un cepillo o una esponja suave.

Seguidamente, los aclaramos con mucha agua y los secamos con un paño limpio. Sólo cuando se hayan secado completamente, podremos volver a colocarlos.

SUPERFICIE CON PAPEL O ESPONJA SUAVE

La superficie de la campana es muy delicada, por eso deberemos utilizar un paño o una esponja suave y, en ningún caso, un estropajo porque puede estropear el acabado o dejar marcas. Hay productos específicos para limpiar el acero inoxidable que te ayudarán a dejarlo reluciente.

Este acabado aporta un toque sofisticado a nuestra cocina, pero también un pequeño quebradero de cabeza a la hora de limpiarlo. Es una superficie muy elegante, pero delicada. Cualquier huella, marca, polvo o resto de grasa o aceite se nota. A veces es suficiente con pasar un paño húmedo, pero otras deberemos usar productos específicos.

Pero si queremos un remedio casero y efectivo, el vinagre nunca falla. Para ello en un recipiente echamos una cantidad de vinagre por tres de agua y hacemos una mezcla.

Empapamos la esponja o el paño y limpiamos con firmeza las partes donde la grasa se ha quedado incrustada. Si no soportas el olor a vinagre puedes añadir limón a la mezcla, o hacer una de agua y limón, ya que este cítrico actúa también como un desinfectante y un desengrasante natural.

Si se trata de limpiar una campana de cristal el cuidado es menor, ya que el cristal es más resistente a diferentes materiales y a las posibles marcas que estos puedan ocasionar aunque el estropajo sigue sin ser una buena idea. El procedimiento sería el mismo, hay productos específicos para limpiar cristal y dejarlo reluciente, pero también podemos aplicar los consejos anteriores.


COMO EL PRIMER DÍA

El mantenimiento de nuestra campana debe ser una vez al mes o, como mucho, cada dos meses. Pero, además de esa limpieza en profundidad, deberemos limpiarla también después de cocinar con un papel de cocina o un paño húmedo.

Hay que tener especial cuidado con la superficie si nuestra campana es de acero inoxidable. En ningún caso podemos utilizar productos abrasivos, estropajos o lijas porque dejarán marcas en el acabado. Lo más adecuado es utilizar un papel o paño suave para limpiarla después de cada comida.

Si quieres tener tu campana siempre limpia y garantizar la seguridad en tu hogar, no te olvides de lavar la campana, especialmente los filtros, que es donde se acumula la suciedad. Limpiar la cama es algo que lleva poco sin tiempo y que sin duda vas a agradecer a la larga.

Esperamos que estos consejos te hayan sido prácticos y útiles, y sobre todo, te hayan animado a limpiar la campana con mucho más frecuencia. ¡Mucho ánimo! Tu cocina lo agradecerá. En Universal Blue puedes encontrar una amplia gama de campanas extractoras de cocina, encuentra la que más encaje contigo. ¡No dudes en echar un vistazo a nuestro catálogo!

Publicado el 28/10/2019 0 985

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Tú debes estar logueado para publiar un comentario.
Anterior
Siguiente

No products

To be determined Envío
0,00 € Total

Pagar